Blogia
Santuario

Amor(¿es?)

EL TERRÓN DE BARRO Y EL GUIJARRO

«No busca el amor a sí mismo complacerse,
ni por sí mismo tiene algún cuidado,
mas es por otro por quien su alivio concede,
y un cielo construye en la desesperación de un infierno.»

Así cantó un minúsculo terrón de barro
pisoteado por los cascos de las vacas;
mas un guijarro del arroyo
murmuró cantarín estos metros adecuados:

«El amor busca tan solo a sí mismo contentarse,
a otro encadenar a su deleite,
se alegra con la pérdida del contento ajeno,
y un infierno construye al ultrajar al cielo.»


William Blake.


¿Soy un terrón que sueña que es un guijarro soñando con ser terrón? ¿O no soy ni barro ni piedra? ¿O las dos cosas y ninguna? El terrón es sabio. ¿Es sabio o simplemente es? ¿Y el guijarro cantarín? ¿Es sabio o se engaña? ¿Y cómo saber quién de los dos se engaña? ¿Y si no hay ni verdad ni mentira? ¿Acaso no están hechos el terrón y el guijarro de la misma sustancia?

0 comentarios