Blogia
Santuario

La biología del Amor

Muchas veces he sostenido que la mayor parte de las enfermedades que vivimos los seres humanos, si no todas, surgen desde el desamor, y se curan desde el amor en el amar. Esta afirmación mía ha sido criticada u objetada bajo el argumento de que no involucra una operacionalidad, pues no parece decir qué habría que hacer para aplicar el amar en terapia. A estas objeciones he respondido diciendo: "Es sencillo: lo que hay que hacer es amar. El amar es lo que ocurre en el vivir en las conductas relacionales a través de las cuales el otro, la otra o uno mismo surge como legítimo otro en convivencia con uno". *

[*]: Humberto Maturana Romesin.

Maturana es un biólogo chileno cuyas investigaciones, desde su campo científico, le han llevado a ver que el hombre crece como individuo y como especie en tanto que ama. La lectura de su obra resulta compleja, pero asombra ver hasta qué punto coincide en sus constataciones científicas con las mismas premisas del saber experiencial de las grandes tradiciones de sabiduría. No es de extrañar que la comunidad científica le ignore, pese a que nadie ha sido capaz de refutar sus tesis.

En otra ocasión hablaré más de Maturana y de sus investigaciones en torno al amor, lo que es tanto como decir en torno al ser humano.

2 comentarios

Logan -

Según tengo entendido, Maturana estudió en Harvard y, una vez completada su formación, consideró que lo oportuno y coherente era poner sus conocimientos al servicio del país que los había hecho posibles. Es decir, a Chile, que había pagado sus estudios y le había criado. Parece que esa es una de las principales causas de que la comunidad internacional le ignore. Si viviera en Estados Unidos, probablemente su situación sería algo diferente, pero la coherencia no siempre está hermanada con la conveniencia.

Es triste que funcionen las cosas así en este mundo.

Irreverente -

En Chile, no solamente con Maturana se aplica una indiferiencia basada en la ignorancia; existen otros hombres preclaros en ideas que tambien viven en la oscuridad.