Blogia
Santuario

Primavera vuelve

Habla Hiperión, escribe Hölderlin:

¿No envejece el hombre, no se marchita, no es como una hoja caída que no vuelve a encontrar su árbol y que es arrastrada por los vientos hasta que la arena la entierra?

¡Y, sin embargo, su primavera vuelve!

¡No lloréis cuando lo más perfecto se marchita! ¡Pronto se rejuvenecerá! ¡No os entristezcáis cuando calla la melodía de vuestro corazón! ¡Pronto vuelve a encontrar una mano que la hace brotar de nuevo!


Pero nos entristecemos... olvidando las alas que, si quisiéramos, nos permitirían volar en libertad, aquí o allá, en la calma o en la tempestad, porque siempre es primavera en lo más íntimo del corazón.

Somos...

«... como quien estando en medio del agua grita de sed,
como un niño de casa rica que anda errante entre los pobres.» *

[*]: Del Canto en alabanza del zazen, de Hakuin Zenji.

0 comentarios