Blogia
Santuario

Sobre la poesía de amor cortés

Ahora que estoy leyendo la antología Poesía de Cancionero (ed. de Álvaro Alonso en Cátedra), me viene especialmente bien este fragmento del artículo de Pedro Vela "Dante y el esoterismo de los Fieles de Amor", publicado en el n.º 5 de la revista de estudios tradicionales Letra y Espíritu. Me viene bien para leer las canciones españolas del siglo XV herederas de la tradición del amor cortés desde una óptica más profunda para captar el sentido espiritual, que brilla y late como un sol en las palabras y el arte de la Edad Media, aunque los profesores de la Universidad, como de costumbre, sólo expliquen el aspecto más exterior y juzguen el asunto desde un punto de vista exclusivamente moderno e incluso derivando en interpretaciones puramente sexuales. Leyendo los poemas con el corazón abierto se intuye el camino espiritual que simbólicamente se expresa a través de los versos. Ahí va el texto del que hablaba:

(La tradición caballeresca del amor cortés) representa una de las manifestaciones más genuinas del esoterismo medieval. (...) Se podría decir que dos son las características fundamentales de la tradición caballeresca: la exaltación del principio femenino encarnado por la Dama (o también la Madonna o Nôtre-Dame), que representa la transposición simbólica de la Sabiduría Divina y, por otra parte, la fuerza irresistible del Amor que se adueña del caballero y lo conduce inexorablemente al encuentro de su Dama. Ahora bien, hay que entender que no es tanto la unión con la Dama lo que se persigue en última instancia, sino la superación de la dualidad entre ambos que representa la realización perfecta del Amor, el cual se revela así no sólo como fuerza intermediaria (tal y como la entendía Platón en El Banquete) sino como verdadero principio rector y señor del Universo[*], tal como explica Dante en el último verso de la Divina Comedia cuando contempla: L'Amor che muove il Sole e l'altre stelle, es decir, "el Amor que mueve el Sol y las demás estrellas", situado por tanto encima de la Manifestación Cósmica. (...) resulta evidente que todo esto debe entenderse de un modo completamente alejado de cualquier tipo de sentimentalismo o romanticismo al uso, interpretación que, en todo caso, recubre y persigue una realidad de orden trascendente asimilable al modo de realización espiritual hindú denominado Bakhti-yoga, es decir, la unión por la devoción al Principio Supremo, propia de la casta kshatriya o guerrera, análoga al estamento de la nobleza en la Cristiandad medieval europea, a la que Dante perteneció.

[*]: Cfr. 1.ª carta de San Juan, 4:16.

A propósito de Letra y Espíritu, me pregunto si la revista sigue viva, ya que el último número del que tengo noticia es el 19, que salió en abril de 2004. En los últimos tiempos la frecuencia era cada vez menor, pero ya ha pasado un año y la ausencia de un nuevo número empieza a hacerse preocupante. Espero que esta magnífica revista de cultura y espiritualidad tradicional, prácticamente única en España (que yo sepa) pero al mismo tiempo de altísima calidad, sea un proyecto vivo y dure por muchos años.

0 comentarios