Blogia
Santuario

El Fin de los Tiempos (I): Beg mac Dé

El Fin de los Tiempos (I): Beg mac Dé Una versión irlandesa del fin del mundo, aparecida en una nota al pie del libro Textos Mitológicos de las Eddas, una selección de los textos de Snorri Sturluson y los poemas de la tradición escandinava, publicada en la editorial Miraguano en 1998. No tengo otros datos de la tradición celta que hablen de este tema, así que agradecería cualquier dato o comentario al respecto.

Veré entonces un mundo que no me agradará:
verano sin flores,
vacas sin leche,
mujeres sin pudor,
hombres cobardes,
botines sin rey,
árboles sin fruto,
mares sin pesca,
ancianos sin juicio,
y jueces corrompidos,
cada hombre será un traidor,
y cada muchacho un ladrón,
el hijo ocupará el lecho del padre,
y el padre el del hijo,
y cada uno será el suegro de su hermano.


(Le Roux, 1977:119).

7 comentarios

Logan -

Los tontos y los locos tienen algo de niños, ¿no?

"Como le llevaran unos niños para que les impusiera las manos, al verlo los discípulos, los regañaban. Pero Jesús los llamó diciendo: 'Dejad que los niños vengan a mí, y no se lo impidáis; porque de los que son como ellos es el Reino de Dios. En verdad os digo que el que no recibe el Reino de Dios como un niño, no entrará en él'."
(Lc. 18, 15-17)

BEG MAC DÉ: "Pequeño, hijo de (un) dios". Este significado de BEG en gaélico como "pequeño" y en inglés como "grande" me parece de lo más sugerente. El pequeño es el grande. El que quiera ser grande, que se haga pequeño. Y ciertamente, la verosimilitud filológica es lo que menos me importa en este caso. Las lenguas nos deparan sorpresas maravillosas, más allá de las reglas y los límites que les ponen los filólogos.

Un saludo.

Mujerárbol -

¡IrlandeZes!
El bobo, el tonto o idiota del pueblo, era un "hijo de (un) dios" (macdé) y, ya la repera, el que hacía tonterías, un crossán: el que lleva la cruz.
¡Ay! ¿por qué solo los bobos tendrán capacidad de ver lo que los cuerdos tenemos delante de las narices?

Toni M. Jover -

Pues según un pequeño glosario gaélico-castellano de una traducción comentada del Leabhar na Ghábhála (como te imaginarás, yo de gaélico no sé ni mú), "beg" significaba "pequeño" en gaélico irlandés medieval. En gaélico moderno es "beag".

Vamos, todo lo contrario que "big" en inglés. ¡Estos irlandeses, con tal de llevarle la contra a los ingleses lo que haga falta!

Logan -

Me alegro de que te intereses por los contenidos de este blog, Toni, tu presencia es muy bienvenida.

Gracias por los datos que aportas. Deduzco que el significado "diosa" corresponde a DÉ. ¿Alguien sabe el significado de BEG, si es descrifrable?

Te invito a intervenir siempre que quieras. Como comentabas en tu blog, nos vemos por aquí y por allí. Un saludo.

Toni M. Jover -

Prometedora iniciativa, Logan, la de los textos sobre el Fin del Mundo. La seguiré, me parece muy interesante...

No lo digo con total seguridad (carezco del texto) pero creo que, como dice Mujerárbol, el poema se atribuye a Beg mac Dé (curioso nombre: "Hijo de Diosa") y aparece en la "Vita Sancti Columbae" escrita por Adomnan en la isla de Hy a finales del siglo VII d.C.

Logan -

¡Qué interesante! La verdad es que, de todas las mitologías que conozco, las leyendas celtas son las que más extrañas y misteriosas me parecen, con esos mundos invisibles y esos personajes envueltos en halos de misterio con extraños comportamientos. Me gustaría profundizar en ellas. ¿Me recomiendas algún libro?
Por otra parte, es curioso, en la tradición clásica también se dice de Homero que era un "poeta ciego". Quizá esa "ceguera" esté relacionada con una función específica dentro de una cultura...
Sí que suena, sí, lo del mundo al revés. Supongo que si un antiguo viajara en el tiempo a los tiempos actuales, alucinaría, se sentiría muy exactamente en un mundo al revés, con todos los principios patas arriba. Curiosamente, el texto irlandés guarda muchas similitudes con otros que iré poniendo sobre "los últimos días", una época que se podría definir muy bien, según la visión tradicional, como un mundo al revés, como un reflejo invertido de la Edad de Oro primordial.

mujerarbol -

¡Jejejeje, m'has dao en el gusto!
El poema se atribuye al "vidente" ciego Beg mac Dé. No sé de donde viene, pero está en relacion con la leyenda de san Columbano (el viejo). Lo comentan siempre como una especie de "mundo al revés", pero me parece que Beg mac Dé veía mucho.
Un mundo donde las reglas son justo lo contrario de lo que deberían ser... ¿suena?