Blogia
Santuario

Sobre "best-sellers"

Tengo una curiosa tendencia a huir, a darme a la fuga (como Logan) ante títulos de novelas superventas de ficción, de esas que la gente lee en el autobús y que todo el mundo comenta como si fueran la última revelación divina al mundo, todo el mundo les atribuye una calidad que no tienen y, lo peor de todo, una verosimilitud que evidentemente está a años luz de sus planteamientos argumentales y sus delirios novelescos-peliculeros.

Me estoy refiriendo concretamente al famosísimo y seguro que inminentemente perecedero El Código Da Vinci, de Dan Brown. Me parece genial que la gente lo lea y disfrute, cada uno se mete lo suyo. Prefiero no criticarlo mucho, más que nada porque ¡no lo he leído! Sin embargo, como he dicho antes, algo me repele al oír su nombre, más que nada porque me recuerda a la cara que ponen algunos cuando me hablan de sus maravillas; una cara repentinamente seria como diciendo (y de hecho lo dicen, aunque con otras palabras): "desvela la verdad y los secretos que ha ocultado la malvada Iglesia Católica durante siglos", como si realmente esa persona supiera de lo que está hablando.

Una crítica interesante sobre la novela es [ésta]. Como señala el autor de la crítica, se trata de "un best seller entretenido". Nada más, por favor.

2 comentarios

Logan -

Interesante dato. Es curioso cómo últimamente las novelas mediocres, explotando prejuicios anti-tradicionales, fantasías sensacionalistas y argumentos peliculeros consiguen que haya gente que se crea como verdad histórica las cosas que dicen. Estoy contigo en lo de las esoterías de consumo o pseudo-espiritualismos, que para el caso es lo mismo. No hay más que ver su vulgar naturaleza y su lamentable éxito masivo para echar a correr. Lo curioso es que la gente parece estar esperando algo, algo falta, se intuye. Lo lamentable es que basura de ese tipo venga a llenar el hueco.

mujerarbol -

Por lo que yo sé, el "Código" no es más que un remake, secuela, bisnieto espurio de la perfectamente herética (lenguaje teológico) obra de Richard Baigent & Lincoln, G. de Séde y otros, cuyas pamemoides se destripaban en otra bitácora (?) deste dominio: "El triunfo de Clío", desgraciaamente muerta.
Yo tampoco lo he leido: estoy hasta el gorro de esoterias de consumo.