Blogia
Santuario

Empecemos

Pues los comienzos están siendo muy agradables, por lo sugerente que me parece este medio, por la ilusión que he puesto al zarpar, y por la amable acogida que una reciente amiga, Mujerárbol, me ofrece en su blog. He puesto su enlace a la derecha.

La verdad es que, ahora mismo, no se me ocurre mejor manera de empezar el viaje de esta nave que con los versos de Homero:

Musa, dime del hábil varón que en su largo extravío,
tras haber arrasado el alcázar sagrado de Troya,
conoció las ciudades y el genio de innúmeras gentes.
Muchos males pasó por las rutas marinas luchando
por sí mismo y su vida y la vuelta al hogar de sus hombres,
pero a éstos no pudo salvarlos con todo su empeño,
que en las propias locuras hallaron la muerte. ¡Insensatos!
Devoraron las vacas del Sol Hiperión e, irritada
la deidad, los privó de la luz del regreso. Principio
da a contar donde quieras, ¡oh diosa nacida de Zeus!

(Homero, Odisea, I, 1-10)

Hagamos, pues, de esta bitácora y de este viaje, algo bello. Esperando ser bañados por "la luz del regreso".

0 comentarios